no queda sino batirse...







jueves, 15 de marzo de 2018

tigresa





uma tigresa de unhas negras e íris cor de mel
uma mulher, uma beleza que me aconteceu
esfregando a pele de ouro marrom do seu corpo contra o meu
me falou que o mal é bom e o bem cruel.
enquanto os pelos dessa deusa tremem ao vento ateu
ela me conta sem certeza tudo o que viveu
que gostava de política em mil novecentos e sessenta e seis
e hoje dança no frenetic dancin’ days.
ela me conta que era atriz e trabalhou no hair
com alguns homens foi feliz, com outros foi mulher
que tem muito ódio no coração, que tem dado muito amor
e espalhado muito prazer e muita dor.
mas ela ao mesmo tempo diz que tudo vai mudar
porque ela vai ser o que quis inventando um lugar
onde a gente e a natureza feliz
vivam sempre em comunhão
e a tigresa possa mais do que o leão.
as garras da felina me marcaram o coração
mas as besteiras de menina que ela disse, não
e eu corri pro violão, num lamento, e a manhã nasceu azul
como é bom poder tocar um instrumento



ella al mismo tiempo dice: todo va a cambiar
porque va a ser lo que quiera inventando un lugar
donde nosotros y la naturaleza feliz
vivamos siempre en comunión
y la tigresa pueda mas que el león

feliz día...
hoy también

miércoles, 14 de marzo de 2018

martes, 6 de marzo de 2018

siesta sin siesta

- me encanta sentir tu mano ahí, - me decías - me siento protegida.

- me encanta poner mi mano ahí, - era siempre mi respuesta - te siento viva.

cómo explicar esa sensación?
mi mano ahuecada sobre tu pubis,
así, sintiendo esa piel tan suave,
húmeda aún,
las yemas de mis dedos moviéndose suave
(ambos sabemos que no te busco todavía)
acariciándote en un gesto instintivo.
el latido de tu desubicado corazón en las venas de mi muñeca.
mi otro brazo rodeando tu cuello,
con tu cabeza apoyada en él,
la otra mano tomando tu pecho,
tan perfecto, tan justo, como si estuviera esculpido exactamente para esa mano.
tan mío.
atrapándote (reteniéndote) entre ese brazo y mi pecho,
la piel de tu espalda,
el leve movimiento de tu respiración.
nuestras interminables charlas,
el olor de tu pelo en mi nariz.
tus nalgas pegadas a mi sexo cansado,
tus tobillos en el hueco de mi chuequera,
tus piernas en mis piernas.
ese calzar justos...

cómo extraño nuestras siestas sin siesta, flaquita...
cómo te extraño!



viernes, 2 de marzo de 2018

que poca visión!

puede que ya lo haya contado, pero como la neurona dañada me juega mal, y en mis febriles delirios de anoche lo recordé, lo voy a contar de nuevo. o no.

fue una nochecita de primavera, o verano, o de calor. pienso que era verano porque estaba sentado en el cordón de la vereda, perdiendo plácidamente el tiempo, cuando veo venir a un viejo amigo caminando apurado desde la esquina, digamos que carlitos.
carlitos, viejo compañero de copas y tertulias a mis nóveles diecisiete años, traía cara de entusiasmo.

- f, tengo una idea buenísima! nos vamos a llenar de guita!
escuchá este estribillo: 
ayyyy  guachita, bajate la bombachita...
y repetía,
- ayyy guachita, bajate la bombachita...

yo lo miraba, entre incrédulo, asqueado y sorprendido.
* que conste, todavía no había llegado tinelli a la televisión. ni siquiera había teléfonos celulares que sonaran con el fatídico: chin, chiqui chiqui chin,   cua, cua, cuá!  (es más, creo que no habían celulares)

- me estás jodiendo!

- no, boludo. nos llenamos de guita.

- pero...  y la letra de la canción?

- que importa la letra?? nadie escucha las letras!

- pero... a vos te va a dar la cara para subir a cantar eso?

- no seas nabo! tenés que meter a un pibe lindo arriba del escenario! y le damos vida a todos los amigos músicos que tenemos.

- con una sola canción?

- pero vos sos un pelotudo!, le tenés asco a la plata! en diez minutos escribimos treinta canciones más. la que importa es esa!

- pero...  somos gente seria (¿?), inteligente, culta... mañana vas a tener hijos y que les vas a decir, que vivís de los derechos de autor de la bombachita?

- si ni siquiera tenés que aparecer!!!!

- no, carlitos, yo no podría. nosotros tenemos principios...

- principios?!?!?!! pelotudo!! de que principios me estás hablando??? contigo no se puede hablar!!
     y se fué, enojado.

muchos años después, cuando nos encontramos con carlitos y le refiero el tema, el dice no recordarlo.

con el correr del tiempo miro atrás y miro la tendencia actual y me agarro la cabeza.
como la dejé pasar!
que gil.
o no.



ps: perdón por el estribillo, es sumamente pegadizo.