no queda sino batirse...







viernes, 9 de febrero de 2018

respeto (revisión)












el bar estaba vacío.
hacía un rato que venía calentando el cuerpo con la stoli sin hielo que ya me servían sin preguntar, pensando a que buena hora saldrían las "minitas" del iava, y en que nos depararía esa noche.
debían ser las ocho o nueve de la noche de un martes o miércoles de invierno, demasiado frío, pero sobre todo demasiado temprano para la tertulia.
lo vi venir y confieso que pensé "que puto de mierda".
no intento justificarme, tenía diecisiete años y aún me escandalizaba con esos modales de mariposa, con los pantalones chupín, con sus remeras escotadas y sus pañuelos coloridos al cuello.
pocos años y un montón de preconceptos.
se sentó a mi mesa sin pedir permiso y se pidió un whisky.
aunque ya lo había visto -era otro habitual de la tertulia- nunca habíamos cruzado un saludo o una palabra.
sonrió y yo pensé que me estaba cargando.
abrió su morral (otro puterismo en aquella época) y sacó algo envuelto en un paño oscuro.
era la primera vez que veía unas cartas de tarot.
barajó y me pidió que cortara. me auguró mucho amor y muchas mujeres. que el trabajo no me iba a faltar y que iba a perder algunos amigos. no me avisó que el amor iba a  doler.
nunca creí en brujos, pero heber tenía un angel especial en la manera de decir las cosas, yo no pensé que estuviera inventando nada, y sus augurios se han dado.
luego hablamos de todo un poco, de su exilio en paris y del bar. de mi corta edad y mi carita de niño sano que llamaba la atención, de música (siempre), de libros.
no me cargó. nunca me cargó.
cuando llego la banda se despidió y se fué. entre codazos y risitas de mis amigos.

luego, otras noches, ya compartíamos mesa y amigos. el hacía su ronda de boliches con el tarot y nos encontrábamos alli.
siempre me negaba la merca cuidándome, diciendo: "esto no es para vos, bebé"
ya no me molestaba que me dijera bebé.

era un puto bravo, " a mi me rompe el culo quien yo quiero", decía, y más de una vez lo vi enfrentarse a tipos que daban miedo.
luego sacó la revista susurros, que fue la primer revista de citas y encuentros sexuales que se vió en uruguay, un escándalo. primero fué independiente y luego creo que salió con la república.

estaba muy flaco, decían que tenía sida, pero yo creo que era la mala vida, los chongos que mantenía con lo poco que sacaba de las cartas
y la merca, siempre la coca.
necesitaba más horas que las que el día le podía dar.
un buen día no apareció mas.
me dijeron que había muerto del corazón.
demasiada vida.


ya nos encontraremos a brindar de nuevo...


    salú!
    y buena vida...
    f

   ps: siempre aprecié tu respeto

20 comentarios:

  1. "Volver a los 17
    después de vivir un siglo..."
    (Bueno, no tanto, no exageremos)

    Pero qué lindo relato, f, qué buenas charlas.


    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es raro el tiempo...
      hace tanto
      y a la vez tan poco...
      porque si veinte años no es nada, treinta será menos...
      Oo

      Eliminar
  2. Tu "puto lindo" me hizo acordar a Batato Barea. Que no comparo para nada...solo que me acuerdo que tendría esa edad cuando descubrí su mundo.
    Me gusta mucho recordar y leer recuerdos.
    Si duele es amor? Alguien preguntó.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmm
      si duele cuando no está, podría serlo, o no.
      amor es una palabra muy amplia y muy concreta...
      te diría que es muy difícil de definir.

      es lindo recordar, si.
      mas lindo generar los recuerdos.

      beso, dana

      Eliminar
  3. Revisar algo escrito es disfrutarlo de nuevo sobretodo siendo bueno, como este.

    ResponderEliminar
  4. creemos que los diferente nos da repulsión. En realidad nos da miedo cuan parecidos somos
    todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que lo que nos molesta de otros está dentro de nosotros, bioneuroemoción :o saludos Nilda!

      Eliminar
    2. puede ser.
      tan iguales y tan diferentes...

      Eliminar
  5. Buena historia f
    La vida es tan corta y uno con tantos preconceptos

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es inevitable.
      lo que hay que saber es darse cuenta de que era un preconcepto, y permitir a tu mente el cambio

      Eliminar
  6. Cuando recién comenzaba el relato pensé que sería Jodorowski, que también leía (lee aún?) el Tarot en Paris.
    Honores para ese anónimo tarotista "puto" amigo de la merca y bien valiente, já.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jodorowski el de moebius?

      Eliminar
    2. jeje no man, Alejadro Jodorowski, el director de cine, escritor, gurú de la psicomagia, etc etc je

      Eliminar
    3. https://es.scribd.com/document/352248/Moebius-Jodorowsky-Los-ojos-del-gato

      si, es ese mismo...
      su asociación con moebius produjo obras maravillosas...
      hay una que se llamaba el incal creo...

      Eliminar
  7. Voy a comentarte con palabras tuyas: "prefiero ser esta metamorfosis ambulante, a tener aquella vieja opinión formada sobre todo..."

    Conocer de cerca a las personas hace que no usemos conceptos preestablecidos para definirlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si.
      hay que abrir la cabeza.
      es una buena frase de seixas esa!

      Eliminar
  8. Es una hstoria muy bonita, y habla muy bien de los dos protagonistas.

    ResponderEliminar