no queda sino batirse...







lunes, 26 de febrero de 2018

fuera locura...






















- estás loca, m, y si no es el de la foto? - le preguntó belén.

- es una locura - le dijo mariela.

- no lo conocés, mirá si te secuestra! - le dijo laura.

- llamame cuando llegues, y llamame mientras estés allá - le dijo su hermano, que la cubrió con sus viejos.

se habían conocido en un chat de música.
hacía tres meses que se escribían y solo habían hablado por teléfono un par de veces.
y quizás si fuera una locura este viaje, pero sentía la necesidad de conocerlo en persona.
si se daba apenas la mitad de lo que se habian escrito...

- no voy a tener mucho tiempo, sabés que soy casado - le había escrito en el último mail - pero venite igual.

todos esos kilómetros, picar en buenos aires, el barco por colonia, otro ómnibus a montevideo. el hotel de segunda que le había vendido la agencia, nada importaba ya.
tenía veintisiete años, ocho menos que el, pero sentía que nadie la entendía tanto.
y si, estaba nerviosa.
y si era un farsante?
todas las charlas con sus amigas, todas las posibilidades de que algo saliera mal.
y la gran pregunta: y si no me gusta?

- señora m? el señor f la espera en recepción - decía al teléfono la empleada del hotel.
ella lo esperaba mucho mas tarde, se suponía que estaba trabajando a esa hora.
- pedile que suba - dijo, sin poder evitar que la vergüenza le subiera a la cara.

salió a la puerta de la habitación a esperarlo. en el apuro no se calzó, pero que mas daba.
al abrirse el ascensor vio su sonrisa y todos los nervios volaron.
- no te esperaba tan temprano - sonrió m.
- yo tampoco, pero me ganó la ansiedad.

los dos se tenían tanta hambre que sus dientes chocaron en ese primer beso.
se miraron a los ojos y se rieron....  ya al segundo calzaron justo.
tiene razón sabina, a menudo los labios mas urgentes, no tienen prisa dos besos después.
ella sintió sus manos en la espalda, mientras levantaba su ropa y se supo perdida.

a la noche, sonriendo antes de dormir, escuchaba los gemidos de la habitación vecina, y pensaba que debían estar devolviéndole la gentileza.

- vas a volver? - le preguntó f al otro día en la terminal.
- siempre.

26 comentarios:

  1. Y bendita sea esa locura,
    y ese hotel que a menudo nos llevará a ninguna parte...

    Bien hilado, f.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no puedo mas que coincidir con vos...

      (por cierto, muy buena esa foto múltiple, la bailaora eres tu?)

      Eliminar
    2. No, es una fotografía de Bárbara Morgan. Una de las grandes...
      Te dejo enlace por si te interesa:

      http://losgrandesfotografos.blogspot.fr/2017/03/barbara-morgan-1900-1992.html

      Eliminar
    3. buenas fotos, si.
      esa en particular que publicaste me recordó la visita de antonio gades a montevideo, hace ya treinta años. un viejo amigo me invitó a mi y a z a verlo, y accedí aunque en ese momento el flamenco para mi ni fu ni fa.
      hasta hoy recuerdo la magia de esas manos.
      la tensión del golpe del pié, rígido mientras sostenían el arco del cuerpo, bueno... difícil de explicar para quien como yo no baila. magia, ya lo dije.

      Eliminar
  2. cosas que nos pasan a nosotros,los santos inocentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los confiados?
      los ilusos?
      los...

      Eliminar
    2. benditos nosotros los que podemos creer, porque de nosotros será el reino de los cielos.

      Eliminar
  3. Hay cierta desconfianza a encontrarse con desconocidos, conocidos virtuales. Y con cierta razón.
    Me gusta que ese encuentro haya tenido tan buen resultado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no te hacés una idea, demi
      no te haces una idea...

      Eliminar
  4. Tal cual lo cuentas.

    miedos, nervios e ilusión se mezclan

    Bueno es que la ilusión pese lo suficiente para atreverse.

    Y si, si se elige bien sale bien. Iguliko, igualiko que si conoces a alguien en un bareto.

    Tienes buenas historias, tienes buena vida.

    ¿Esta se la has contado a tu niña?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja...
      no. esta no he podido...
      aún.
      quien sabe un día pueda sentarme y contarle todas estas historias.
      sabés?
      una de las cosas que duele de estas historias es no poder contárselas a z.
      que el amor no entienda al amor...
      raro, no?

      Eliminar
  5. Muy bien por f y por m entonces.
    Muy bien relatado para que el clímax haya parecido ese primer beso, aunque después sabemos que es sólo el clímax del relato
    Excelente!

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a veces basta un beso para perderse.
      o una canción tarareada.
      o una cierta mirada.
      abrazo frodo

      Eliminar
  6. y hubo capítulo 2? no nos haga esperar,
    buenas f!!
    ví luz y subí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hubo muchos capítulos, nikita...
      de hecho, fueron ocho - nueve años de capítulos,
      y esta marca que llevo en el pecho...
      de hecho, muchos están publicados acá (como éste que colgué hace poco nuevamente: https://detodounpocounpocodenada.blogspot.com.uy/2018/02/amanecer.html )
      y otros iré largando...
      que bueno volverte a ver...
      sabés que esta casa está abierta...
      abrazo

      Eliminar
  7. Es una historia muy bonita, y la has contado de una forma muy bonita.

    ResponderEliminar
  8. Secundo la moción de Nikita, el pueblo quiere saber.

    (Qué gente, no se conforman con nada, che).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es parte de nuestra condición...
      siempre un poquito más...
      si me das la mano...
      y si tengo tu brazo...

      Eliminar
    2. Y ni hablar si es una mano huesuda jaja

      Qué cosa, che.

      Eliminar
  9. Que lindo texto lindo lindísimo Me voy a dormir
    good night dear

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, mucha.
      buenas noches...
      (a esta hora del día)

      Eliminar
  10. Un texto muy sabinero, de los que me encantan, encuentros en los que no hay ayer ni mañana, aunque uno desee. Un consejo, no le des continuación, haz que nuestra mente fantasee con m y f. Parafraseando a un amigo diré que los románticos creeremos que se volverán a encontrar, y los incrédulos, la verdad nunca he sabido como piensa un incrédulo.

    Abrazo f.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que si hay mas historias de m y f, muchas...
      todas reales, como ésta...
      abrazo

      Eliminar
    2. y el hotel es el de la foto!
      (horrible por cierto, jajaaja)

      Eliminar