no queda sino batirse...







martes, 23 de mayo de 2017

cuántas noches??

tal vez tuvimos sólo siete noches
no sé
no las conté
cómo hubiera podido.
tal vez no más que seis
o fueron nueve.
no sé
pero valieron
como el más largo amor.
tal vez
de cuatro o cinco noches como esas
pero precisamente como esas
tal vez
pueda vivirse
como de un largo amor
toda una vida.

idea


no se cuantas noches.
las suficientes para vivir para siempre bajo mi piel.
las mejores noches sin sueño
de amor y palabras
de risa, de locura y de sudor
de miradas colgadas
de caricias sin fin
de mirarte dormir y
de tu sonrisa al despertar
y aunque hoy no estemos juntos
(y aunque hoy quieras a otro)
te sigo llevando conmigo

12 comentarios:

  1. Estoy tan sensible, que todo me recuerda a lo mío vivido y tus últimas palabras me han hecho saltar hasta las lágrimas,
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si no te mueve idea con esos poemas es que nada has vivido.
      la vida nos marca.
      abrazo

      Eliminar
  2. Siempre es así, aquellos que dejaron huella en nuestra vida, siempre aparecen en el recuerdo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. las noches son importantes
    pero prefiero los dias
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. depende...
      ;)
      en el caso del poema de idea, como en el mío (que no es poema ni pretende serlo), son noches. el día tenía otra dueña...

      Eliminar
  4. Tantas noches como días, todas están en el calendario, de ellas podemos hacerlas vida o recuerdo.

    Un placer leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vida
      vida
      vida
      y luego recuerdo
      y mas vida...

      Eliminar
  5. Uff, no voy a decir nada más, mirá. O sí.
    Che, por qué a algunos nos toca de a partes? eh?
    Bueno, que también es de agradecer.

    Lindo poema (aunque no pretenda serlo).

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es cierto. yo agradezco a la vida por ese pedacito de amor que me tocó...

      Eliminar
  6. se te queda clavado en el pecho este poema.
    Tengo a Idea en mi pila de libros de la mesa de luz

    ResponderEliminar