no queda sino batirse...







miércoles, 6 de julio de 2016

refrito... (publicado en junio de 2012!! jajaja)

- tengo un negocio genial - dijo el señor brown.

mr. marron (sin tilde, eh?) lo miró escéptico, un poco harto quizás de las locuras de brown.

- explicate - dijo resignado.

- hay un país bananero, o casi, en el sur, que está con problemas de caja. lógico, tienen más políticos y funcionarios que habitantes, y eso cuesta. 
los indios estos tienen una naviera de bandera nacional, y ahora aprobaron una ley de asociación público privada. yo me voy hasta ahí, untamos a algún ministro, algún técnico de la empresa que diga que nos necesita - le prometemos una gerencia, que se yo - y le compramos el setenta y cinco por ciento por unos quince milloncitos.

- mmmm. sabés que no me gustan estos negocios chiquitos. dijo marron (lea márron)

- no, el negocio no es la compra de la naviera. hay un montón de negocios asociados. fijate:
los barcos. la naviera tiene ocho barcos. ya desde el vamos decimos que necesitamos mas barcos para operar. y les vendemos los barcos de nuestra compañia equis a, más o menos 25, 30 millones cada uno, si al fin y al cabo las decisiones de directorio son nuestras. les vendemos, ponele, diecinueve barcos y renovamos toda la flota. le ganamos 6 o siete millones a cada uno y listo. son 120 millones.
además los sacamos con la garantía del estado, no te olvides que es la naviera de bandera nacional, y le pedimos un préstamo a nuestro propio banco. ahí ya tenés otro negocio financiero.
los barcos usados, que no viejos ni inservibles, se los vendemos a alguna de las filiales de áfrica, a estos les decimos que los donamos por fines humanitarios y  a los africanos les pedimos que nos depositen directo en suiza. si vamos treinta setenta por los ocho barcos podemos ganar unos 50 o 60 millones.
después está el tema del combustible. se lo compramos a la firma estatal y le hacemos una calesita con los cheques, así no tenemos que poner mas guita.
y cuando no de para más, porque yo no entiendo para que quieren una naviera de bandera nacional que es insostenible. nos salimos y los hacemos firmar una cláusula de que no nos van a reclamar nada.
capaz que hasta les podemos vender asesoría después para rescatarla!

mr. marron (no lo aclaro mas, no?) miró su libreta, donde había ido sacando notas y tras poco cavilar le dijo a brown 
- ponemos 15 y sacamos 200, descontando las cometas. y decís que no hay riesgo para nosotros...

- ninguno, ya tengo dos o tres testaferros que por un par de milloncitos aguantan un procesado sin prisión.

- bueno. hacelo. pero que firmen por 20 millones. y que depositen 3 en mi cuenta personal en suiza, uno en la tuya y que se repartan el otro. al fin y al cabo, hay que ser generoso en la vida.

*este relato es pura ficción, cualquier coincidencia con la realidad es eso, pura coincidencia. y las asociaciones corren por su cuenta.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. lo republiqué porque en estos días, en el paisito, se está terminando de liquidar la misma aerolínea a la que hace referencia esta ficción.
      cuatro años después.
      por cierto, los directores siguen cobrando sus sueldos.
      y seguramente mr brown esté entre los acreedores...

      Eliminar