no queda sino batirse...







viernes, 19 de agosto de 2011

respeto

el bar estaba vacío.
hacía un rato que venía calentando el cuerpo con la stoli sin hielo que ya me servían sin preguntar, pensando a que buena hora saldrían las "minitas" del iava que podrían ser el ligue de esa noche.  
debían ser las ocho o nueve de la noche de un martes o miércoles de invierno, demasiado frío, pero sobre todo demasiado temprano para la tertulia.
yo lo vi venir y confieso que pensé que puto de mierda.
no intento justificarme, tenía diecisiete años y aún me escandalizaba con esos modales de mariposa, con los pantalones chupín, con sus remeras escotadas y sus pañuelos coloridos al cuello.
pocos años y un montón de preconceptos.
se sentó a mi mesa sin pedir permiso y se pidió un whisky.
aunque ya lo había visto -era otro parroquiano del bar- nunca habíamos cruzado un saludo o una palabra.
sonrió y yo pensé que me estaba cargando.
abrió su morral (otro puterismo en aquella época) y sacó algo envuelto en un paño oscuro.
era la primera vez que veía unas cartas de tarot.
barajó y me pidió que cortara. me auguró mucho amor y muchas mujeres. que el trabajo no me iba a faltar y que iba a perder algunos amigos.
nunca creí en brujos, pero heber tenía un angel especial en la manera de decir las cosas, yo no pensé que estuviera inventando nada.
luego hablamos de todo un poco, de su exilio en paris y del bar. de mi corta edad y mi carita de niño sano que llamaba la atención, de música (siempre), de libros.
no me cargó. nunca me cargó.
cuando llego la banda se despidió y se fué. entre codazos y risitas de mis amigos.

luego, otras noches, ya compartíamos mesa y amigos. el hacía su ronda de boliches con el tarot y nos encontrábamos alli.
siempre me negaba la merca cuidándome, diciendo: "esto no es para vos, bebé"
ya no me molestaba que me dijera bebé.
era un puto bravo, " a mi me rompe el culo quien yo quiero", decía, y mas de una vez lo vi enfrentarse a tipos que daban miedo.
luego sacó la revista susurros. fué la primer revista de encuentros sexuales que se vió en uruguay, diferenciada por sexos. primero fué independiente y luego creo que salió con la república.

estaba muy flaco, decían que tenía sida, pero yo creo que era la mala vida, los chongos que mantenía con lo poco que sacaba de las cartas y la cocaína, siempre la coca. necesitaba mas horas que las que el día le podia dar.
un buen día no apareció mas.
me dijeron que había muerto del corazón.
demasiada vida.



    ya nos encontraremos a brindar de nuevo...


    salú!
    y buena vida...
    f

   ps: siempre aprecié tu respeto

11 comentarios:

  1. Otra muy buena historia de un gran contador de historias como usted, f. Como será que no conozco el lugar y ya me lo imagino con sus mesas y su gente; un lujo de relato. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. mooooooy buen texto, f.! y me quedo con esa oración que es el lei motiv de más de uno: "necesitaba más horas que las que el día le podía dar". saludos van!

    ResponderEliminar
  3. Excelente historia, mi estimado f.
    Anhelo tener algun día historias para contar, aunque, cada vez se torma mas dificil encontar lugares y gentes que las propicien. Siento que cada vez es mas dificil...

    ResponderEliminar
  4. apenas recuerdos. simplemente lo que leimos se amontona y florece como palabras, dandole mejor forma. (pah! hoy estoy para la poesía)
    y todas las vidas tienen algo para contar, quizás mirándolas desde un ángulo mas impersonal, como si fuera de otro...

    abrazo
    f

    ResponderEliminar
  5. Apenas recuerdos?
    Vida, mucha vida. Y de la buena.

    Salú!

    ResponderEliminar
  6. Creo que lei la entrada como 20 veces. Maravillosa.
    Podria escuchar historias de este tipo todo el dia (y seguro que las tiene, comparta, comparta)
    un placer es visitar su memoria f, estimado f.
    cuantos misterios esconde su seudonimo
    gran abrazo f, que no decaiga la buena vida

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo un amigo puto que es la cosa más maravillosa del mundo.
    Capaz que la relación con una mina es diferente con la de un flaco. (Y, el poder masculino es bastante machista como para aceptar así nomás a alguien con otro tipo de pensamiento)
    Me alegra tanto que cada vez sea todo menos tabú.
    Qué salado.

    ResponderEliminar
  8. malena: los años nos van dejando marcas que, pienso, es bueno mostrar con orgullo. es como las arrugas, las canas, o la pelada, es lo que hay, es lo que somos.

    javi: ya vendrán. algunos debe haber por ahí. y repito, no es por misterio, es para proteger a gente que quiero de mi inescrupulosa conducta.

    juanavalentinaquerida: si no hay educación al respecto es muy dificil aceptarlo, inclusive para el mismo homo. pero un par de amigos me enseñaron que si hay respeto no importan las diferencias de gustos o de ideas.

    abrazo
    f

    ResponderEliminar
  9. Tal vez, demasiado corazón.. para su vida.
    Cuanta nostalgia siento al leerte...
    El RESPETO es algo que está en peligro de extinción. Ojalá se pueda revertir...
    Te saluda una uruguaya residente en Argentina.

    ResponderEliminar
  10. puede ser gloria, es muy probable.

    salú!

    ResponderEliminar
  11. Sí. Creo que si.
    Salú y buena vida !!

    ResponderEliminar