no queda sino batirse...







viernes, 12 de agosto de 2011

la tertulia

la tertulia fue un barcito de montevideo.
no tenía una decoración especial, no era uno de los antiguos bares y cafés de montevideo.
no tenía el prestigio del sorocabana ni del café brasilero.
era un bolichito de mesas simples, de cármica, y ni recuerdo que tipo de sillas.
su particularidad residía en que abría solo de noche.
abría al caer el sol y cerraba cuando se iba el último cliente, aunque no recuerdo haber visto amanecer allí.
cerca estaba juntacadáveres, un antro con agujeros en las paredes, sucio y oscuro, con música en vivo, más bien frecuentado por la juventud alternativa, y aunque compartían público que iba y venía entre ambos durante la noche, no era santo de mi devoción.
la tertulia quedaba en la calle rivera, entre una funeraria y un colegio judío. era un lugar muy tranquilo.
allí presencié el inicio de la primer guerra de bush padre televisada en directo, que en realidad lo único que se veía eran unas rayitas brillantes en un cielo verdoso y un resplandor en el horizonte que se suponía irak. cerca de las dos de la mañana.
por la tertulia desfiló gente maravillosa.
no solo estudiantes desertores y trasnochados como uno, que los habían. también gente del teatro. y que luego lo sería. compartíamos mesa con un ahora laureado director, que en aquella época pretendía ser músico y arrastraba una guitarrita. algunos músicos que después tocarían en grandes bandas como los buitres o el peyote asesino. era habitual encontrarse con darnauchans compartiendo mesa con una amiga muy maquillada, de pelo plateado. marosa di giorgio. heber scariato, con sus cartas de tarot y su escándalo de mariposa, que luego sacó susurros, la primer revista de encuentros amorosos publicada en suelo oriental (un personaje aparte). periodistas noctámbulos. en fin, toda la fauna nocturna que uno pueda imaginar se daba cita  en la tertulia.
un bar para terminar la noche, sin que nadie viniera diciendo

"a ver si apuran, que ha que cerrar..."



nos vemos por ahí...

salú!
y buena vida...
f

ps: no tengo fotos para mostrarla, busqué pero no aparece nada (existía internet?). si alguien tiene alguna avise.

psii: traducción de la cancion de joni mitchell acá

12 comentarios:

  1. Personalmente, aunque jamas conoci el lugar -por custiones generacionales- prefiero que no existan fotos. La descripcion que usted, estimado f, realiza es mas magica que cualquier fotografia.

    ResponderEliminar
  2. deta: lindo bar, y lo de las fotos es para mostrar que no tenia nada de especial. solo su gente. nuestro zoológico.

    abrazo, buen finde

    ResponderEliminar
  3. Coincido con la idea que su descripción, f, es de un lugar mágico. Sin duda un espacio donde me daría gusto desvelarme. Ahora uno sale y tiene pibas de 14 años vestidas como trolas, gente en pedo y música sintética. Se preguntan después por que la juventud esta perdida.
    Grandes recuerdos los suyos f, gracias por compartirlos

    un abrazo y buena vida

    ResponderEliminar
  4. Ahh los cafés tertulia! cómo me gustan! Ah es donde se aprendía, se debatía...una maravilla *-*
    Asistía a uno en mi ciudad, era la más joven y la unica mujer...(ni se como me aceptaron) Cómo lo extraño!!
    Que lindos recuerdos F!! Gracias por compatirlos!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  5. Hermosa descripción de un lugar en el cual me hubiese gustado estar para poder presenciar esos encuentros con las personas que se convertirían en grandes artistas relevantes para una generación. Sinceramente, te envidio mucho por eso. Yo creo que en mi ciudad hay lugares así, aunque son muy pocos, la mayoría de ese estilo de bares se reúnen pseudo intelectuales que prefieren criticar todo antes que hacer, mientras que en el resto de los bares lleno de adolescentes (o aquellos que recién cumplieron los 18) que sólo les interesa bailar y ponerse en pedo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. No hay nada que me guste más que esos bares que parecen que ni fú ni fá, pero después de frecuentarlos un par de veces te das cuenta que tienen imán: los que se junta ahí.

    ResponderEliminar
  7. javi: grandes desvelos. y no creo que toda la juventud esté perdida. hay buena sangre fresca por ahí. lo bueno nunca fué fácil. en aquel entonces tampoco.

    blonde (have more fun): coincidencia. yo ocntba con dieciseis nóveles añitos. me decían el bebé.

    miel: hola, perdida.

    rap: si, algunos ya lo eran. otros lo són. y otros tantos quedaron por el camino.

    malena: je, y cuidate de la adicción. te atrapan tanto que después no sabés ni la hora en que vivís.

    abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Sos la segunda persona que nombra a Darnauchans en un boliche... Aunque la primera acotó que estaba acompañado de su compañera, o su esposa, no me acuerdo bien.
    A veces me encantaría haber nacido un poco antes. Porque sería un verdadero placer encontrarte en algún lugar así.
    Gracias por los saluditos de cumpleaños. Ahora firmo legalmente y eso.
    Abrazo, chiquilín.

    ResponderEliminar
  9. juanavalentinaquerida: noches mágicas, caminando al borde, o cruzando al lado salvaje. aprovechando todo aquello que esas cabecitas brillantes podian enseñar. yo era un chiquilín y no la miraba de afuera, me trataban como a un igual, en casi todo. estaba de este lado del vidrio.
    aparte, bienvenida a esta nueva etapa de responsabilidad asumida, con todos los derechos y obligaciones que eso implica.
    un abrazo,
    señora.

    ResponderEliminar
  10. No tuve el gusto, pero hubiera querido experimentar la magia de semejante lugar; o más bien, de un lugar con semejante descripción. Algún día se dará vivir algo parecido...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. ale: si, debe haber lugares especiales aún. el problema de nuestros días es la comunicación. ésta comunicación. estamos hiperconectados pero no nos vemos las caras. no nos tomamos un café, o una botella de vino.

    abrazo
    f

    ResponderEliminar