no queda sino batirse...







martes, 23 de agosto de 2011

hay que leer...


   en estos días,
   porque si intentás parar el omnibus que perdés te pasa por arriba.
   porque el consumo indiscriminado se ha convertido en un fin en si mismo. y debemos trabajar más horas para poder permitirnos ese consumo de cosas que no sabemos si necesitamos.
  porque no hay tiempo para leer porque hay que trabajar.
  porque hay que recibirse rápido para poder hacer un posgrado para poder hacer un master para poder insertarse en el mercado laboral para poder pagar la carrera el curso el master y la carrera el curso el master de tu hijo que no ves porque estás estudiando trabajando comprando corriendo para llegar a casa altrabajoalafacultadacomeracasaaltrabajo...


hay algo que anda mal.
vamos a revisar nuestras prioridades.

salú!
y buena vida...
f

ps: no me toquen bocina que hay un semaforo en rojo a cincuenta metros.

psii: gracias sandra por recordarme este libro.
  

13 comentarios:

  1. es que estamos apuradisimos por ir a ocupar ese terrenito que finalmente logramos comprarnos en el cementerio privado que es tan bonito. jaja.
    había escuchado del movimiento slow foot predicando para cambiar los hábitos fast food. buen post. me llevo la recomendación y de verdad que manía tremenda la de la bocina.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Mi estimado f, ¡que estupeda recomendacion!

    Estoy tan hastiado del Fast-LifeStyle.
    Que se yo, hay cosas que merecen su debido tiempo, aunque mas no sea comerse las uñas!

    NO ME APUREN MAS!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tal cual, me tiene harto correr para todo lado. A veces vale la pena llegar un poco tarde con tal de no correr como desesperado para todos lados...

    ResponderEliminar
  4. Gracias a vos por entrar al blog a leer, f! nada me pierde más que una charla lenta mateando o colgarse en un café que tenga mesitas en la vereda y esos rituales que a veces te hacen sentir una descolocada ante la locura colectiva... tiempo, ese obscuro objeto de deseo! Me acordé en el final de tu post de "La autopista del sur" de Cortázar ese cierre con todos yendo para adelante y sin mirarse. touchè

    ResponderEliminar
  5. Otra buena y refexiva entrada para esta mañana, de paso por algunos blog!
    Ya he agendado una pelìcula y ahora hago lo mismo con èste libro...me voy con tus palabras en mi cabeza...

    Saludos!

    PD: en ese andar de blog hace un rato vì tù "f" y pensè en venir a leerte, algùn otro comentario me fuè llevando hacia otro lado y te perdì...voy a mi blog y te encuentro...

    ResponderEliminar
  6. desnuda: (al margen) sabés que no tengo terrenito? yo me quiero donar enterito a la facultad de medicina, pero en casa no me dejan, me dicen que van a jugar conmigo... y es justamente lo que quiero, que se sigan divirtiendo.

    deta: ahhh! comerse las uñas en la playa, entre ola y ola... usted es un maestro...

    ale: o salir cinco minutos antes. el tiempo es una dimensión que, para nosotros, es rígida como un ladrillo. claro, es tan linda la cama... ("eu faço samba e amor/ ate mais tarde/ e tengo muito sonho de manha...")

    sandra: te hubiera gustado el sorocabana a vos. lástima que lo mató el apuro. tengo una deuda con cortazar, salvo rayuela, que leí a muy temprana edad, y algún que otro cuento suelto, increíblemente no leí casi nada.

    maga (la h al final es fundamental?): si, así llegue yo por ahí. afinidades electivas, leí por alguna parte.

    (lentos y demorados) abrazos para todos
    f

    ResponderEliminar
  7. Hay que leer, y entonces, hay que leerlo?

    ya me cae bien por la liebre, obvio.

    Yo hubo un tiempo que leía en los buses, pero lo dejé. Leo de noche. Y acuario de día. (chiste malo)

    ResponderEliminar
  8. conejo: yo leo de noche, y leo en el baño. después sagitario. jaja buenísimo el chiste. (y buenísimo el comentario en el blog de valentina, el mejor lejos!! se le nota que hoy está con el humor en las venas)

    abrazo
    f

    ResponderEliminar
  9. hola f... yo también leo de noche, en el baño, mientras le tiro el juguete a mi perro, leo tanto como puedo, porque es como un vicio, una necesidad... y sabes vivo en un sitio donde la vida es bastante lenta, pero ahora que lo pienso mas buena...

    ResponderEliminar
  10. quimera: y cuando viajaba en ómnibus leía mucho más. ahí llegaba a leer un par de libros por semana. donde vivís? la vida en los pueblos no ha perdido todavía su ritmo "rural" su pausa para la siesta. su ronda de vecinos, por lo menos aqui en uruguay.

    abrazo
    f

    ResponderEliminar
  11. Cada tanto reflexiono sobre lo mismo. No hace tanto con un sólo ingreso por familia, la gente se arreglaba. Hoy con dos laburando, ni para un gusto alcanza. Pero claro, con por ej. casi $200 entre internet y cable, otros $120/180 de celular, etc. ya ves por donde comienza a escurrirse el ahorro.

    En cuanto a bocinazos: siempre me causa el sticker que dice: No insista, su bocina no convierte a mi auto en helícoptero.

    ResponderEliminar
  12. como que vas entrando en la espiral, no? o en el remolino??

    ResponderEliminar
  13. Hola, F. Me metí a tu blog porque tiene el nombre igual que el mío, o al menos empieza igual, jaja.

    A mí me encantó este libro.

    Un saludo

    ResponderEliminar