no queda sino batirse...







viernes, 17 de junio de 2011

tu laberinto

y como siempre una idea lleva a la otra:


cuando quieras mi amor, no lo imagines.
no sueñes esperando que lo adivine.
cuando quieras al fin seguir tu instinto,
ven a verme y abandona tu laberinto.

si no entiendes lo que vives, si no crees lo que dicen,
quizás sea porque no puedes sentir tu propio rumbo,
atrapada por el molde que te hicieron, que no logras destruir.

cuando quieras saber quien soy realmente,
permite que tus ojos me lo cuenten.
cuando quieras mi amor, no te lo niegues                                                   
es tan triste que no tengas y desees.
                                                                                          
cuando quieras mi amor, no lo imagines.
no sueñes esperando que lo adivine.
cuando quieras al fin seguir tu instinto,
ven a verme y abandona
tu laberinto... 

jaime dixit

salú!
y buena vida...
f

 

6 comentarios:

  1. Ahora estoy mas enredado en mi laberinto. Pucha.
    no sueñes esperando que lo adivine. Que facil seria no?
    Abrazo f!

    ResponderEliminar
  2. Pah, me dejaste helada boludo... nunca lo había leído, se me paró el corazón, y se me aceleró. Qué tierna entrada. Qué linda.
    ¡GRACIAS!, pah, estoy embobecida. Porque en definitiva, ¿quiénes somos?, no te conozco, vos tampoco, pero aún así, escribir eso que escribiste, me movilizó.
    Tenía razón cuando te digo a veces que sos mi preferido.
    ¡Qué alegría!
    GRACIAS.

    ResponderEliminar
  3. (Ejem, vale aclarar a que me refería en la entrada "sangre fresca", porque creo que si te lo publicaba allí no lo ibas a leer, y quería que lo leyeras)

    ResponderEliminar
  4. Y tenemos que juntarnos a tomar un café.

    ResponderEliminar
  5. juanavalentinaquerida: después, tengo que pensar...

    miel: es que jaime es un compositor de estirpe.

    javi: si, es una gran mentira, los miedos nos pueden. pero que bien que suena cuando la canta una mujer...

    juanavalentinaquerida: y bué, hay cosas que uno no elige. somos lo que somos, inclasificables.
    en cuanto al café, en algún momento le enviaré un correo (ay! ya me estoy metiendo en lios?).

    abrazo...
    f

    ResponderEliminar