no queda sino batirse...







viernes, 27 de octubre de 2017

es decir...

por qué nos gustan las cosas que nos gustan?
por qué ciertas mujeres nos seducen más que otras?
qué nos atrapa en un libro?
por qué ciertas canciones nos emocionan?
qué hace que determinado perfume se nos quede prendido en la nariz?
o que un plato nos encante en un restaurante?
por qué nos sentimos cómodos con algunas personas?
qué es lo que los convierte en amigos?
cuál es el camino que nos llevó a eso?

y cómo se entrelaza todo eso...?


(es interesante lo que dice gabriel peluffo, y las imágenes de la proyección, y la letra, y no se si tiene algo que ver)



jueves, 26 de octubre de 2017

623 libros...

esa es la cantidad exacta...
(bueno, hay alguno mas prestado, pero esos están hoy)
tantas palabras.
y al final todas las historias son diferentes,
y al fin y al cabo todas las historias son las mismas.
entonces,
escribamos nuestra propia historia
o mejor aún,
vivamos
que aunque todo está escrito
nada está escrito


viernes, 20 de octubre de 2017

cuadrilla

joão amava teresa                                juan amaba a teresa
que amava raimundo                           que amaba a raimundo
que amava maría                                 que amaba a maría
que amava joaquim                             que amaba a joaquín
que amava lili                                      que amaba a lili
que não amava ninguém.                     que no amaba a nadie.

joão foi para o estados unidos,            juan se fue a estados unidos,
teresa para o convento,                        teresa para el convento,
raimundo morreu de desastre,              raimundo murió de desastre,
maría ficou para tia,                             maría quedó para tía,
joaquim suicidou-se                             joaquín se suicidó,
e lili casou com j. pinto fernandes        y lili se casó con j. pinto fernandes

que não tinha entrado na história.        que no tiene nada que ver en esta historia.

carlos drummond de andrade






por qué será que siempre queremos lo que no tenemos?

jueves, 19 de octubre de 2017

me faltaban libros...

pensaba...
y claro, casi me muerden...
                             
                                                                   
claro, faltan los del cuarto, ahí están los de almudena, los de la sonrisa, algunos de z...
otro día... 

miércoles, 18 de octubre de 2017

"conocerse claro está que necesita su tiempo...

con años que albañilean y años de derrumbamiento..."

creo que ya lo comenté, una de las cosas que hago (casi un toc) cuando entro a una casa, es curiosear entre los libros y los discos.

entonces, a modo de presentación, como una manera de devolver el (inadecuado) gesto que repito, les cuelgo por unos pocos días unas fotos de parte de la biblioteca (otra parte está en el cuarto pero z dormía hoy a la mañana).
está un poquito desordenado, es que en estas fechas tengo mucho trabajo y llego muerto.
sabrán disculpar el desorden.



por cierto, ese mueble lo hice con mis manitos.
(anécdota aparte: como no soy carpintero, y lo quería hacer que entrara justito en determinado lugar, omití agregar en las medidas el espesor de las tablas, por lo que tuve que llevarlas a cortar todas de nuevo!)
(los libros del estante superior, y los de abajo del todo (que no se ven) son de mi hija, alguno leí...)


detalle de los de cocina, algunos están prestados
(puede que ahí me desencripte, guille)


música y poesía


más música.
no puedo encontrar el london calling
(te lo llevaste vos, dana?)
ni el universal mother...
ni...































esta otra parte está en la entrada, frente a la puerta.


queda la del cuarto (que bueno...), y mi hija tiene una propia en el suyo

hace años decidí solo guardar los libros que quería volver a leer en algún momento.
y también "perdí" los vinilos...
igual algo queda.
y algo tengo que devolver...

en un par de días saco las fotos,
por aquello de la privacidá, vió?


viernes, 13 de octubre de 2017

jimmy

no era demasiado tarde en la noche en un bolichito oscuro.
habían tenido hora puente y nunca habían vuelto al liceo.
hacía tiempo que eran muy compinches, que se buscaban en los recreos, que salían a hablar y tomar.
ella fumaba como chimenea y se asombraba de que a él no le hiciera efecto. el sostenía que todo era un invento, que se hacían la cabeza, pero seguramente estaba tan pasado que resistía una patada de caballo.
ella acababa de cumplir dieciocho e iba por la segunda cerveza, él rondaba los veinticinco y tomaba stolichnaya sin hielo.
él hacía un año que estaba casado. ella no asumía compromisos más que consigo misma.
esa noche hablaban de libros y de música, y vaya uno a saber por que terminaron hablando de la belleza, del cuerpo  y de mujeres.
- vos tampoco estás mal - dijo él, y cruzó una mano sobre la mesa (diminuta) y le tanteó el pecho.
- te está pegando fuerte la stoli - sonrió ella, burlona - mejor nos vamos -
- tendrá que ser a tu casa -
- vos estás mal del coco - se reía.
después, la memoria se confunde.
led zeppelin (rock`n`roll)
un ombligo de dos gramos
(no sé como hacían para dormir sus padres en el cuarto de al lado)
los discos en el piso.
el humo
(y la risa).
semen devuelto en un beso - la próxima me avisás -
despertar a las cinco de la mañana - andate para tu casa que te van a matar -

no. él no volvió a su casa esa noche.

creo que todavía cuando la ve se le mueve el piso. 



     




 "y cuando me iba
a la luz del día
me dijiste una vez más:
hey babe,
take a walk on the wild side..."

miércoles, 11 de octubre de 2017

hay que escuchar...

el último disco de jorge drexler.
la verdad es que me sorprendió.
un drexler un tanto más...    difícil.

es que no es fácil seguir creando y sorprendiendo sin repetirse.
arranca con un "quedensé tranquilos, acá estoy, soy yo, jorge..." en movimiento, con el tema de la inmigración y hasta un sonido muy eco.
pero no se engañen, ya luego empieza a experimentar, y buscar el sonido. o el silencio.
de hecho, todos los sonidos provienen de la guitarra (y variantes) o voz.
se  desprende mucho mateo, algo de méjico, pero también se ven las influencias del brasil de caetano -hay unas melodías muy outras palabras, y hasta una pequeña coincidencia sonora con boas vindas - y hasta del primer joao gilberto desafinado (los desafinados también tenemos corazón).

lo dicho, no es un disco fácil. es como "multicapa", requiere varias escuchas.

mención aparte merecen "pongamos que hablo de martínez", un homenaje-agradecimiento a sabina. una milonga drexler muy sentida



y la (para mi gusto) mejor canción del disco, "asilo", un vals(?) donde las voces se abrazan y se separan, entre si y de una maravillosa guitarra valvulada al borde de la distorsión. y unos versos increíbles.
un disco para escuchar varias veces y digerir...
vale la pena:




viernes, 6 de octubre de 2017

honremos...

...honremos nuestras heridas,
celebremos la belleza
que se aleja hacia otras vidas.

jueves, 5 de octubre de 2017

martes, 3 de octubre de 2017

lunes, 2 de octubre de 2017

dos ideas...




















estás lejos y al sur
allí no son las cuatro.
recostado en tu silla
apoyado en la mesa del café
de tu cuarto
tirado en una cama
la tuya o la de alguien
que quisiera borrar
-estoy pensando en ti no en quienes buscan
a tu lado lo mismo que yo quiero-.
estoy pensando en ti hace una hora
tal vez media
no sé.
cuando la luz se acabe
sabré que son las nueve
estiraré la colcha
me pondré el traje negro
y me pasaré el peine.
iré a cenar
es claro.
pero en algún momento
me volveré a este cuarto
me tiraré en la cama
y entonces tu recuerdo
qué digo
mi deseo de verte
que me mires
tu presencia de hombre que me falta en la vida
se pondrán
como ahora te pones en la tarde
que ya es la noche
a ser
la sola única cosa
que me importa en el mundo.













por qué
aún
de nuevo
vuelve el viejo dolor
me rompe el pecho
me parte en dos
me cubre de amargura.
por qué
hoy todavía.

viernes, 29 de septiembre de 2017

cenizas en el aire

estoy perdiendo gasolina
a punto de estrellarme otra vez                                         
no ves que estoy perdiendo altura
necesito tu ayuda para seguir de pie

...

estoy en el medio de la vía, en el medio de la vida
si hay suerte tal vez
yo quiero despertarme cada día
y darte la bienvenida otra vez

...

hay ofertas que no puedo rechazar
hay pactos que jamás voy a romper
las manos que no quiero estrechar
son las que firman las leyes
que no puedo obedecer
hay días que estoy realmente mal
hay días que estoy misteriosamente bien
se apagó la hoguera de la vanidad
cenizas en el aire esparciéndose.




miércoles, 27 de septiembre de 2017

sally can't dance no more.... (del baúl)

montevideo, circa 2000

cuando me comentaron que alguien del mercado había muerto, y luego leí los detalles, en el momento supe que solo podías ser vos.
te encontró una vecina al otro día, le extrañó que la puerta de tu apartamento estuviera abierta. ella sabía que no eras ningún santo - las paredes hablan -, pero nunca fuiste descuidado.
el diario describía la imagen de una manera que me hizo verte como si estuviera ahí:
imagino la sangre en las sábanas blancas y en la moquette del dormitorio. casi puedo ver el desorden. y la lámpara tirada en el piso, porque aunque el informe del forense dice que ya estabas muerto cuando te golpearon con ella, parece que el asesino se ensañó con tu cuerpo.
asfixia fue la causa de la muerte. estabas tirado desnudo, con la mitad del cuerpo fuera de la cama, la cabeza en el piso y el cable del teléfono dando dos vueltas en tu cuello. habían usado el cable para arrastrarte fuera de la cama.
pienso que el ladrón vió una víctima fácil, un puto al que podía sacar unos billetes a cambio de ensuciarse un poco. no sabía que vivías al día, que todo lo que hacías lo gastabas en sobrevivir, y los vintenes que sobraban en merca y alcohol. seguramente hasta lo hayas convidado antes sin pedir nada a cambio.
el infeliz revolvió todos los cajones antes de huir y rompió la televisión, quizás fue entonces que aunque muerto te destrozó con la lámpara.
hasta hoy recuerdo tu risa fácil. tu camaradería no invasiva - vos tenías claro con quien podías esperar coger y con quien no- . los chistes sobre tu pelo corto teñido de rubio al mejor estilo sally can´t dance, o lo que iba quedando de él. tu insistencia en hacerme fumar kilos de maría para ver si me hacía algo, a pesar de mi insistencia de que no, que me había caído en la marmita de chico, que lo mío era un estado natural, y que ustedes, drogotas, se convencen de que vuelan con cualquier pasto. nuestros “roteiros” por los bares de madrugada, cuando de repente desaparecías con algún pendejo cazado. tu generosidad.
no se si alguna vez agarraron al enfermo que lo hizo, pero ojalá que se lo estén cogiendo entre veinte presos, y que sufra. mucho.
se te extraña.
espero que cuando nos encontremos, lo que espero no sea pronto, me estés esperando con un buen caño, a ver si allá arriba, o a donde sea que vayamos los seres como nosotros, la planta funciona mejor…

salú, sally,
y buena vida…
donde sea que estés...
f



viernes, 22 de septiembre de 2017

un abrazo...

para una amiga con agujas...






















(la autora es chiara bautista, milk. claro que lo tomé sin permiso...
-chiara, si te molesta avisame que lo saco-investiguen, vale la pena)

miércoles, 20 de septiembre de 2017

bares olvidables, un cuento trunco...

nilda, una sirena ahogada en vodka, empezó un cuento.
siempre hablamos de lo rico de los comentarios de esta red,
así que los invito a tomar la posta y agregar lo que quieran,
una oración, dos o la que se les cante.
no se si a nilda le gustará la idea, o si nos mandará a todos al diablo, pero podemos ver que sale con una pequeña ayuda de mis amigos...



bares olvidables

pocas cosas sabe ella de él: que no almuerza, que toma café con leche y come tostados en bares.
que deja propina siempre.

pocas cosas sabe él de ella.
que sale corriendo a diario para almorzar con su marido que ya ni la mira.
que llora cada tarde al volver encerrada en el baño.
que cuando sonríe ilumina a toda la oficina.

han convenido en reunirse en bares olvidables, y olvidados de la gente, donde poder seguir buceando en sus vidas sin que nadie los moleste.
él mira disimuladamente a la camarera, tan rubia, tan prolija en su uniforme. la imagina como una de esas investigadoras de las historietas que lee.
ella nota esa mirada e imagina a esa rubia con la bandeja, huyendo de algún monstruo, en algún bosque tenebroso. a ella le gustan esas películas.
ambos sonríen por sus ensoñaciones.
y se miran, y se gustan sonriendo juntos.

...


(el que agregue algo avisa en los comentarios y nos lleva a su blog, y la seguimos ahí)